7 dic. 2016

Segunda oportunidad: Negra Navidad

 
En Segunda oportunidad tengo planeado volver a ver películas que no me gustaron en su momento y ver si mi opinión sobre ellas cambia o sigue igual. No sé si tendrá más continuidad o si, al final, este será el único artículo de la serie, pero espero que la idea inspire a otros a darle una segunda oportunidad a esa película que en su momento les pareció horrible y quién sabe si ahora puede que les encante.

La primera vez que escribí sobre Negra Navidad (Black Christmas, Glen Morgan, 2006) lo hice basándome más en el recuerdo que tenía de ella que en la propia película y, además, era en el artículo que dediqué a la clásica Navidades negras (Black Christmas, Bob Clark, 1974). El peso de la película de Clark, añadido a la fiebre de remakes en el momento de su estreno, hizo que Negra Navidad no me sentara bien.

Se ha de entender que cuando se estrenó en 2006 la película de Glen Morgan, la manía de los remakes estaba en su momento álgido. Solo en 2006 se estrenaron cuatro, contando el de Morgan. Así que cuando la vi, lo hice ya predispuesto a que no me gustara.

Con el tiempo fui adquiriendo una actitud más madura hacia los remakes, las adaptaciones, los reboots y demás. Cuando empecé con el blog, lo hice con una mente más abierta a la que tenía en el pasado. De todos modos, no volví a ver Negra Navidad para darle un trato más justo, pero es algo que ahora ya he rectificado.

Negra Navidad fue una producción de, entre otros, Dimension Films, una filial de la Miramax, la compañía de Bob y Harvey Weinstein, los cuales mangonearon bastante la película. Ellos insistieron que el film tuviera dos asesinos y llegaron al extremo de, a espaldas del director, filmar escenas para incluirlas en el tráiler y los anuncios de TV como si formaran parte del film. Las tribulaciones de Morgan lidiando con los Weisntein tal vez sea la causa de que existan varias versiones de la películas: la que se estrenó en cines, la sin censurar americana editada en DVD y una versión inglesa estrenada en el Reino Unido y editada en DVD allí (en España se editó en DVD solo la versión estrenada en cines).

Juzgándola por ella misma sin compararla con la película de Clark, Negra Navidad se conserva bastante bien y me ha gustado mucho más cuando la vi en su momento. También, viéndola hoy día, sorprende que, teniendo en el reparto a Michelle Trachtenberg y a Mary Elizabeth Winstead, ninguna de las dos sea la protagonista. Katie Cassidy, la única rubia del film, es la protagonista, conocida hoy día por su papel en Arrow.

Esta era la segunda película que Morgan dirigía y se notaba que quería darle un impactante aire visual. Las iluminaciones navideñas ayudan a darle a la fotografía de la película un aire giallo al film, así como los asesinatos son bastante sangrientos y creativos, recordando al estilo de los 80. Morgan combina bastante bien los toques de humor negro con los momentos de terror, creando un tono que ayuda a dejar de lado los elementos más tópicos de la trama y centrarse en la diversión.

Me alegro de haberle dado una segunda oportunidad a esta película. Me ha parecido un slasher sangriento y bastante divertido que, si bien no es muy original, me ha hecho pasar un buen rato y me ha despertado la curiosidad por ver la versión inglesa. Teniendo en cuenta las fechas que se aproximan, puede ser una estupenda manera de soportar la pesadez navideña.


5 dic. 2016

La extrañeza/Extraños (The Strangeness)

 
Siempre he sentido cierta debilidad por las películas hechas con más ganas y pasión que dinero, ya que muchas veces el resultado final resulta más interesante que cualquier cosa hecha por un estudio. Un perfecto ejemplo de ello es esta curiosa monster movie rodada por estudiantes, algunos graduados y otros acabando la carrera, llevados por la pasión por el cine.
 
La película cuenta la historia de un grupo de exploradores contratados para inspeccionar una mina y determinar si queda suficiente oro como para justificar una explotación comercial. A medida que se van internando cada vez más en las profundidades de la mina se irán multiplicando los problemas, ya que se convertirán en víctimas de una extraña criatura que se alimenta de seres humanos. Y tiene mucha hambre.
 
La extrañeza aka Extraños (The Strageness) fue dirigida por David Michael Hillman (cuando todavía no era Melanie Anne Phillips), el cual hacía poco que había terminado la carrera y esperaba así tener un proyecto que le ayudase a introducirse en la industria, junto a otros entusiastas compañeros de la universidad. Así, el equipo delante y detrás de las cámaras es una mezcla de profesionales y aficionados. Se rodó a finales de los 70 y se completó en 1980, pero no se distribuyó directamente en vídeo hasta 1985, así que las sorprendentes similitudes que tienen películas posteriores a The Strangeness, como Los Boogens (The Boogens, James L. Conway, 1981) o The Descent (Neil Marshall, 2005), y su originalidad pasaron bastante desapercibidas.

Lo cual es una lástima ya que esta película tiene un aire nostálgico, diferente del resto de películas del momento, de clásica monster movie, pero a la vez muestra una sensibilidad moderna (para el momento en que se hizo). Aunque hay algunas escenas al principio del film que se alargan un poco para que el film llegue a los 90 minutos, The Strangeness resulta bastante entretenida y efectiva para el fan del género. Es fácil meterse en la película gracias a la lograda ambientación y el reparto, que aunque no hace interpretaciones de Oscar, es bastante natural y parecen personas normales en lugar de los típicos y típicas protagonistas hollywoodienses.

Un detalle que hace que esta película, personalmente, me guste bastante es que el monstruo no está interpretado por un hombre en un traje, sino que todas sus apariciones se realizan mediante animación stop motion. Además, el diseño del monstruo es bastante memorable: la cabeza es una gigantesca y supurante vagina mientras que el cuerpo es un falo con tentáculos. Según cuenta en el audiocomentario incluido en la edición en Blu-ray Chris Huntley, que, además de ser uno de los guionistas, productores, actuar en el film y otras cosas más, diseñó la criatura, en aquel entonces todavía no había salido del armario, así que el diseño de la criatura tiene un evidente trasfondo freudiano.

Como entusiasta del cine de serie B, oscuro y hecho sin dinero, esta película me encantó. Si sois amantes del cine de terror, en particular de las monster movies, os recomiendo que le deis una oportunidad.

No he encontrado un tráiler para el film, así que os dejo una especie de tráiler doblado pésimamente al castellano que simplemente aglutina algunos momentos del film.


30 nov. 2016

La doncella (Ah-ga-ssi)

 
Ya se ha publicado mi crítica de La doncella (Ah-ga-ssi, 2016), la nueva película de Park Chan-wook, en Underbrain Mgz. La podéis leer clicando aquí:


Como siempre, Park Chan-wook nos ofrece el tipo de película que solo puede hacer Park Chan-wook. Que su duración no os haga dudar, se pasa volando y es una maravilla.


29 nov. 2016

La historia secreta de Twin Peaks

 
Aunque inicialmente era algo escéptico por el retorno de Twin Peaks, ahora que queda poco para que veamos la nueva temporada, empiezo a estar más entusiasmado. Para hacer la espera más corta a los fans, Mark Frost, cocreador y guionista de la serie, ha publicado la novela The Secret History of Twin Peaks.

Empecé a leer este libro apenas unas horas después de haber visto Twin Peaks: Fuego camina conmigo, que vi apenas unas horas después de haber terminado de ver la serie otra vez. Tal vez por eso, The Secret History of Twin Peaks me enganchó desde el principio, obteniendo gran placer al relacionar las pistas e indicios que aparecen con la mitología de Twin Peaks. El libro adopta la forma de un dossier que el lector, en el papel de un agente del FBI, ha de leer para averiguar quién es su creador, un misterioso personaje que se identifica como El Archivista. Para completar la misión, el agente/lector tendrá la ayuda de otro agente, identificado por las iniciales TP, que va añadiendo sus propios comentarios a lo que cuenta El Archivista (creo que este agente cuyo nombre completo aparece al final del libro posiblemente sea un personaje en la nueva temporada, pero es solo una hipótesis).

Este dossier abarca más de 200 años de historia, empezando con los exploradores Lewis y Clark a principios del siglo XIX y terminando en el momento en que acabó la serie originalmente. En este largo viaje por el tiempo, conoceremos el origen de muchos de los misterios de la serie, se aclararán otros, pero lo más importante (¿qué le sucede al agente Cooper?) se deja para la nueva serie, obviamente. Este libro sirve como puente hacia los nuevos episodios, reescribiendo en ciertas partes algunas de las cosas que ya sabíamos de algunos de los personajes.

Si además de Twin Peaks sois fans de Expediente X, como yo, este libro resultará doblemente estimulante, ya que abarca prácticamente todas las grandes conspiraciones y secretos que os podáis imaginar. Mezclando personajes históricos y ficticios, Frost crea un gran tapiz que sitúa el pueblo de Twin Peaks en el centro de una historia muchos más grande y compleja de lo que creíamos.

Y hablando de crear tapices, el libro por sí solo es un gran objeto de arte, ya que está formado a base de diversos materiales (periódicos, postales, otros libros, archivos secretos reproducidos, fotografías...) de modo que, aunque se lee bastante rápido, uno se puede entretener observando las diversas imágenes, fotografías y materiales que dan cuerpo al libro.

Es posible que si no se está familiarizado con la serie (y la película), este libro resulte demasiado complicado e incomprensible, pero para los fans es una lectura adictiva y realmente ha conseguido aumentar mi apetito por los nuevos episodios.


28 nov. 2016

Sombra sangrienta (Solamente nero)

 
Sombra sangrienta (Solamente nero, Antonio Bido, 1978) es un film interesante, y efectivo, que fue producido en la época tardía del giallo, cuando estaba en transición hacia el film de terror/suspense más "convencional". Es decir, sin las florituras y la narrativa visual que hicieron el giallo memorable durante los 70.

Stefano D'Archangelo (Lino Capolicchio) va a visitar a su hermano Paolo (Craig Hill), el cual es el cura del pueblo, situado en una pequeña isla cerca de Venecia. Todo parece ir bien, Stefano incluso ha iniciado una posible relación con la atractiva Sandra Sellani (Stefania Casini). Pero la tranquilidad no dura mucho, una noche Paolo es testigo de un asesinato cerca de su iglesia. Además, el asesino empieza a enviarle notas amenazándolo de muerte. Stefano empieza así una carrera contrareloj para averiguar quién es el asesino antes de que mate a su hermano, mientras los cadáveres se van acumulando sin que la policía pueda hacer nada.

Solamente nero todavía contiene algunos de los detalles visuales que caracterizan el giallo. Más importante, conserva los temas que el género explotó a lo largo de la década en que estuvo activo. Tenemos el testigo del crimen perseguido por el asesino, al estilo de El pájaro de las plumas de cristal (L'uccello dalle piume di cristallo, Dario Argento, 1970), los asesinatos violentos y elaborados, así como una trama adecuadamente complicada y retorcida. Sin embargo, el film no se ambienta en la Venecia para turistas y se aleja de los ambientes cargados de glamour habituales en el género, para ofrecernos un giallo más rural, al estilo de Angustia de silencio (Non si sevizia un paperino, Lucio Fulci, 1972). Por supuesto, el pueblo en el que se ambienta Solamente nero está lleno de secretos y tiene el obligatorio misterioso asesinato sin resolver del pasado que afecta a los crímenes del presente.

Esta confluencia de elementos son los que otorgan interés a la película, cuya enrevesada trama mantiene al espectador en suspense. Antonio Bido, que solamente dirigió dos gialli en su corta carrera, siendo el otro Il gatto dagli occhi di giada aka Watch Me When I Kill (1977), crea efectivas secuencias de suspense, brillando especialmente en los crueles y violentos asesinatos, a las que hay que sumar una fantástica banda sonora de Stelvio Cipriani.

No tan popular como otros títulos del género, Sombra sangrienta es, a pesar de todo, un entretenido giallo que seguramente resultará interesante a los aficionados al género. Recomiendo ver la película con el doblaje italiano, ya que los otros, como el inglés, no son muy buenos.